androgen, androgenos, testosterone, testosterona, estrógenos

Los 10 Mayores Asesinos De Andrógenos En Su Hogar

Vivimos en un mundo tóxico, y esta toxicidad afecta los niveles de andrógenos a una escala epidémica.

Esto se refleja en el aire que respiramos, el agua que bebemos y la comida que consumimos. También está presente en los otros productos que utilizamos y al menos tenemos algún nivel de control sobre eso. Lo que muchas personas no saben es que muchos de los artículos de uso común y las sustancias que se encuentran en cada hogar, pueden contribuir a esta carga tóxica, y por tanto reducen los niveles de andrógenos.

Hay muchas maneras distintas de hacer lo mismo, y esto también es cierto para los mecanismos de acción de esos productos, tal como verá a continuación. Algunos de ellos simplemente actúan como imitadores hormonales. Esto significa que el cuerpo los “reconoce” como estrógenos. Sin embargo, ellos pueden contribuir en otras formas, a la castración química de la sociedad moderna.

La gran gota

La mayoría de los entrenadores de fuerza con cierto nivel de experiencia, saben que hoy en día es más difícil ganar masa muscular, que lo que era en los años 70 u 80. Esto se debe, en parte, a la disminución de los niveles de testosterona desde ese período de tiempo. Hay otros factores, pero este es uno de los principales. En un estudio publicado en la revista Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism, el investigador Thomas G. Travison, Ph.D, de New England Research Institutes (NERI), en Watertown, Massachusetts, y autor principal del estudio, dijo: “Los niveles de testosterona en suero masculino parecen variar según la generación, incluso cuando la edad se toma en cuenta”.

“En 1988, los hombres que tenían 50 años tenían mayores concentraciones séricas de testosterona que los hombres comparables de 50 años en 1996. Esto sugiere que algún factor distinto a la edad puede estar contribuyendo a las disminuciones de testosterona observadas con el tiempo”. Considere que esto es sólo un lapso de ocho años.

En otras palabras, los hombres de hoy son menos varones que sus padres y sus abuelos. Y esto no va a detenerse ahí, ya que las autoridades médicas siguen bajando las normas para lo que se considera un nivel bajo de testosterona.

¿Cuán bajo es bajo?

Hace dos décadas, el rango para la testosterona normal estaba entre los 500 y 1500 ng/dL. Eso significaba que valores por debajo de 500 ng/dL, se consideraban elegibles para la terapia de apoyo hormonal. Hoy en día, el rango inferior para ser considerado como bajo de testosterona es de 300. Esto sin tomar en cuenta el hecho de que hay una diferencia cinco veces más grande entre el rango inferior y el superior, esto es aproximadamente la misma cantidad que en un coleccionista geriátrico de sellos vegetarianos. ¡Para nada bueno!

Necesitamos tanta de nuestra testosterona como sea posible. Y sí, estoy hablando tanto para hombres como para mujeres. Los excesos de estrógenos tienen impactos drásticos en la salud, y no sólo estoy hablando del deseo sexual. Más sobre este tema en otro artículo.

En este momento, vamos a centrarnos en los productos que puede eliminar o cambiar en su entorno directo, para ayudarle a contrarrestar la epidemia de testosterona baja, y estimular niveles sanos de andrógenos.

Los 10 mayores asesinos de testosterona 

Ya sea que tenga imitadores de estrógenos o compuestos que previenen la formación de testosterona o que disminuyen la actividad de los testículos, todos tienen un punto en común: tienen un impacto negativo en la proporción de testosterona / estrógeno. Revisemos esos mecanismos y sus principales agentes.

Hay una clase de compuestos llamados “xenoestrógenos”. Esto significa que son sustancias foráneas (“xeno”) que imitan la acción de los estrógenos en el cuerpo. Como ejemplo, imagínese una cerradura y una llave. Las hormonas son la llave y los sitios receptores en la membrana celular son la cerradura. Para producir un efecto, una llave debe activar la cerradura. Esos xenoestrógenos imitan la acción de los estrógenos reales, ya que tienen una afinidad con los receptores celulares. Por lo tanto, se unen a ellos y los activan, produciendo el mismo efecto que los estrógenos reales. Por supuesto que esto es una simplificación, pero sigue siendo una imagen bastante precisa de lo que esas sustancias hacen en el cuerpo.

¿Cuáles son los xenoestrógenos en su hogar?

El bisfenol A

También conocido como BPA, es probablemente el más conocido de una familia de productos químicos utilizados en la producción de plásticos de policarbonato por su efecto de endurecimiento del plástico. También se puede encontrar en resinas epoxi. No sólo se ha relacionado con niveles bajos de testosterona, sino también con la disfunción eréctil y los cánceres, tanto de próstata como de mama. Puede encontrarlo en:

  • Botellas de plástico reutilizables
  • Tazas para niños
  • Artículos plásticos transparentes y duros
  • El revestimiento de las latas de alimentos

Parabenos

Otra gran familia de productos químicos, pero las formas más comunes que encontrará son metil, butil, propil o heptil. Todos tienen una afinidad débil por los receptores de estrógenos. Están más presentes en las lociones de sol y en estas es donde tienen el potencial para causar más daño, pues las grandes superficies del cuerpo requieren mucha loción. Así que, si está expuesto al sol, por favor tenga una exposición gradual o use una loción sin parabenos.

Usted encontrará estos químicos en una amplia variedad de productos en su armario de medicinas:

  • Productos cosméticos
  • Champús
  • Pasta dental
  • Geles para afeitar

Ftalatos

¡El olor de la muerte! Muchos ambientadores de aire, velas perfumadas, y también otros elementos con el misterioso ingrediente “perfume” son en realidad ftalatos, un compuesto que también se utiliza para hacer más flexibles a los plásticos. Usted también puede encontrarlos en muchos cosméticos y artículos de cuidado personal.

Asegúrese de mantenerse alejado de:

  • Velas aromáticas no orgánicas / no esenciales a base de aceite
  • Spray corporal
  • La mayoría de los perfumes comerciales
  • Ambientadores
  • Aerosoles perfumados para el cuarto de baño
  • Productos de cuidado personal aromáticos
  • También se han encontrado en una gran cantidad de productos de comida rápida

Algunos xenoestrógenos provienen del reino vegetal, por lo que se conocen como fitoestrógenos. Los 2 principales que probablemente se encuentre son los siguientes:

Soja

La principal fuente de alimento con cantidades masivas de fitoestrógenos. Muchos veganos y vegetarianos quieren compensar la falta de proteínas de fuentes animales comiendo más soja, lo que lleva a una serie de problemas de salud (artículos sobre eso aquí , aquí y aquí ). Pero basta con decir que un consumo regular de soja, incluso una gran dosis de fuentes fermentadas, puede tener efectos perjudiciales en los niveles de testosterona. La soja se encuentra comúnmente en:

  • Sustitutos de la carne
  • Polvo de proteína de soja
  • Miso
  • Queso de soya
  • Mayonesa de soja
  • Leche de soja
  • Salsa de soja
  • Yogur de soja
  • Tamari
  • Tempeh
  • Proteína de soja texturizada (PST) o proteína vegetal texturizada (PVT)
  • Tofu

Cerveza

El lúpulo es en realidad una rica fuente de fitoestrógenos, e incluso la cerveza durante los fines de semana reduce la testosterona, por lo que beber regularmente o en gran cantidad, tiene efectos sobre sus niveles de andrógenos que se agravan por los otros riesgos para la salud que el alcohol tiene.

La privación o restricción del colesterol en el cuerpo, puede causar un mal manejo de los niveles de andrógenos. Todas las hormonas esteroides, de las cuales la subclase de los andrógenos es sólo una pequeña parte, vienen de la parte de esterol de esta sustancia cerosa conocida como colesterol. La falsa preocupación por la salud que causó el tema del colesterol en los 70-80 ha sido desmentida, sin embargo, dio lugar a una serie de medidas para reducir el colesterol, lo que en parte nos ha llevado a los problemas de andrógenos que estamos enfrentando actualmente.

De ellos, destacan 2:

Estatinas

Si bien sus efectos beneficiosos son bastante dudosos, por decir lo menos, sus efectos perjudiciales sobre la salud son bien conocidos y merecen una segunda evaluación. Un hecho menos conocido, es que uno de los problemas más comunes con el uso de las estatinas, es la disfunción eréctil.

Alimentos bajos en colesterol y dietas

Si usted come menos de los alimentos que contienen colesterol, usted va a tener una caída similar en los andrógenos. La ironía es que el alimento sólo representa el 20-25% del colesterol total; el resto se produce endógenamente.

La última categoría de asesinos de la testosterona son sustancias que afectarán la producción de testosterona directamente en los testículos o alterando el eje HPA. Son un grupo muy diverso de sustancias que se pueden encontrar en lugares sorprendentes.

Triclosán

El principal agente antibacterial que se encuentra en el jabón antibacterial. Él, y su primo el triclocarbán, tienen un efecto reductor de la testosterona que proviene de alteraciones de la actividad testicular. También debe mencionarse que no son efectivos matando a las bacterias y son en parte responsables del desarrollo de nuevas cepas de bacterias que son más resistentes. Puede encontrarlo en:

  • Pasta dental
  • Jabones antibacterial
  • Detergentes antibacteriales
  • Juguetes de los niños
  • Tratamientos de limpieza quirúrgicos

Benzofenonas

Otra gran familia de compuestos que afecta la producción de testosterona. Lo más probable es encontrarse con BP1, BP2 y BP3. Actúan como estabilizadores en muchos artículos de cuidado personal, en su mayoría protectores solares. También la encontrará en:

  • Tintas (particularmente los recibos de caja)
  • Recipientes transparentes de vidrio o plástico que filtran la luz UV

Medicamentos comunes

Muchos medicamentos comúnmente prescritos tendrán un efecto sobre los niveles de testosterona, ya sea directamente o con el tiempo. Estos incluyen, pero no se limitan a:

  • Estatinas
  • Beta bloqueadores
  • Antidepresivos de la familia ISRS
  • Tranquilizantes

Para obtener un crédito adicional

Esta fue una corta lista de los asesinos de testosterona más comunes (o reforzadores de estrógeno) que se encuentran en su hogar. Pero tenga cuidado, también pueden estar en su entorno. Un gran ejemplo es que la mayoría de los herbicidas, pesticidas e insecticidas son parte de la familia de los xenoestrógenos y se acumularán en su cuerpo. Además, no sólo algunos de ellos son imitadores de estrógeno, sino que otros suprimirán su actividad enzimática necesaria para producir hormonas andrógenas, mientras que otros bloquearán los sitios receptores en la célula.

La solución

Como dice el viejo adagio: una onza de prevención vale una libra de cura. Así que vaya a través de su cocina, su gabinete de medicina, sus productos de limpieza y para el hogar, sus cosméticos y sus artículos de higiene y cuidado personal. Revíselos con el motor de búsqueda Skin Deep del Environmental Working Group. Le dirá el nivel de toxicidad de sus productos. Usted se beneficiará de esto, no sólo por su testosterona, pero también su salud en general.

En salud,

Coach Charles R. Poliquin

P.D. Una de mis armas favoritas para combatir los xenoestrógenos es la mezcla sinérgica natural de fitonutrientes fabricados por ATP Labs, llamada Estro Control. Tengo una botella permanentemente empacada en mi maleta, de modo que cuando viajo a lugares como el Reino Unido o Australia, puedo mantener a mis hormonas en buena forma.

Andrógenos