science, ascending set protocol

El Arte y la Ciencia del Entrenamiento de Fuerza

Hoy en día la información errónea está muy extendida

Si bien esto es cierto en todos los campos, es especialmente cierto en el campo de fuerza y acondicionamiento

Usted verá a jóvenes seguidores incondicionales de la ciencia, junto a quienes aman la “broscience”, juntarse para atacar a levantadores veteranos que lo hacen como si su vida dependiera de eso. Por mucho que me gusta culpar a los medios sociales, la verdad es que detrás de los teclados hay personas.

Ninguno de esos debates son de mucha utilidad, ya que por lo general fallan abismalmente en cambiar la opinión de un lado o del otro, y sólo sirven para afianzar a las personas en sus propias convicciones. En mis cuatro décadas de experiencia, definitivamente hay un lugar para el arte y la ciencia del entrenamiento de fuerza. Esto es lo que llamo alcanzar un equilibrio eficiente y armonioso entre ambos.

¿Qué quiero decir con eso? Significa alcanzar un punto donde usted toma lo mejor de la ciencia y de la experiencia de campo, sin que uno interfiera con el otro. Una gran parte del problema surge cuando hay un aparente conflicto entre lo que la ciencia dice y lo que la experiencia muestra. Si una metodología de entrenamiento funciona bien, los que están a favor de la ciencia van a querer estudios que les muestre cómo es que funciona antes de ponerla en práctica en el campo. Por otro lado, en su prisa por probar casi cualquier cosa, el grupo a favor del “broscience” a menudo prueba  métodos y técnicas que dan resultados sub-óptimos. La ciencia también es grandiosa porque cuando usted entiende los mecanismos subyacentes de una metodología, la puede explotar mejor y extrapolar su uso. También proporciona una mejor comprensión sobre cómo aplicar una técnica o metodología a una población diferente o a un individuo, y la forma de adaptarla para conseguir diferentes objetivos.

Los mejores resultados siempre se obtienen cuando un entrenador entiende el lugar de cada uno de ellos en su práctica y toma ventaja de ambos. Esta es la razón por la que animo a mis estudiantes a que también tomen cursos universitarios junto a los talleres de trabajo. Igualmente tengo una extensa librería de lecturas recomendadas justamente para ese propósito. Uno de mis dichos es: “usted tiene que aprender más para ganar más”.

Habiendo dicho eso, hay ventajas y desventajas para cada uno. Aquí hay algunas, adaptadas para el campo del entrenamiento de fuerza:

Ventajas de la Ciencia

  • Permite que un tema/pregunta de investigación en particular sea explorado/explorada de forma convincente y crezca en función de hipótesis lógicas bien construidas que se basan la una en la otra.
  • Provee evidencia de qué es lo que funciona, cuánto y bajo cuáles circunstancias/situaciones específicas y para cuál población en particular (el conocimiento “know-how”).
  • Le permite entender a uno, las causas subyacentes y los mecanismos de acción de un fenómeno, así que existe la posibilidad de usar y adaptar diferentes aplicaciones de dicho fenómeno (el por qué del conocimiento “know-how”).
  • Mejora el pensamiento crítico y la comprobación de hechos.
  • Da una perspectiva más amplia de los beneficios y las limitaciones de una metodología o técnica y proyecta el uso futuro de una metodología o una de sus variaciones.

IDEA 1

Desventajas de la Ciencia

  • Cada estudio debe analizarse cuidadosamente para determinar su relevancia y validez.
  • Múltiples estudios deben ser armados a partir de muchas fuentes diferentes para tener un panorama más completo.
  • Cada estudio a menudo se centra en un segmento muy estrecho de la información que es relevante para un entrenador.
  • La investigación a menudo proporciona información que puede ser conflictiva.
  • Toma tiempo para obtener todos los datos necesarios con el fin de tomar una decisión y llegar a un consenso en la comunidad.

Un gran ejemplo de cómo la ciencia ha impactado en mi carrera es la forma en que aprendí Alemán por mi propia cuenta, para poder tener acceso al material científico de mejor calidad como entrenador ascendente de veinte y tantos años. Esto me llevó a conocer y trabajar con los mejores entrenadores y científicos como Lothar Spitz, Rolf Feser y Dietmar Schmidtblecher. Aprender de ellos hizo que mi progreso de entrenamiento diera pasos agigantados.

Ventajas de la Experiencia

  • El éxito deja pistas – ¿acaso Pyrros Dimas y Ed Coan llegaron a sus niveles hercúleos de fuerza al esperar a las investigaciones revisadas por expertos o por estudiar con mentores conocedores?
  • Es esencial para poder ser eficaz en el campo.
  • Es necesaria para ayudar a tomar ventaja de la ciencia.
  • Acorta el proceso de toma de decisiones (aciertos en el campo y decisiones en el momento).
  • Acorta el lapso de tiempo para juzgar la eficacia de una metodología de entrenamiento de un individuo o equipo.
  • Proporciona una guía para el entrenamiento futuro.

 

056A3274

Desventajas de la Experiencia

  • Limita la perspectiva, ya que lo restringe a uno a su propia experiencia o a situaciones ya vistas.
  • Crece de manera orgánica en función de la experiencia de trabajo / entrenamiento y no de manera sistemática.
  • Limita la adaptación / individualización ya que la experiencia personal a menudo se considera válida en todos los casos a pesar de la evidencia contraria.
  • Arraigada al ego que evita debatir o cuestionar una metodología o técnica (aunque esto puede aplicar para ambos lados).
  • Puede llevar a malas decisiones debido a la falta de exposición a nuevos elementos.
  • Toma tiempo para desarrollarse en una persona.

Una de las habilidades de campo más útiles que recomiendo desarrollar a mis estudiantes es ser capaces de predecir correctamente las cargas de repetición máxima para un atleta en un levantamiento en particular. Esto se hace al observar al atleta levantar cargas sub-máximas. Esto hará que la planeación de la progresión durante el entrenamiento sea muy eficiente y rápida. También elimina series perdidas por ser muy livianas o muy pesadas. Ben Prentiss, de Prentiss Hockey Performance, es un ejemplo de alguien que ha logrado desarrollar esta habilidad en gran medida. No es de extrañar que su lista de clientes se muestra como “Quién es Quién” en la NHL. Toma tiempo llegar ahí pero después de ver levantar a suficientes atletas, usted será capaz de observar las sutiles señales que le permitirán predecir correctamente la mejor carga para un número en particular de repeticiones. El buen libro que explica este fenómeno es Blink, de Malcom Gladwell.

El entrenador iluminado

La lista para el arte y la ciencia puede continuar, pero el punto que deseo resaltar es que los mejores practicantes tienen tanto experiencia de primera mano en el campo de entrenamiento de fuerza y también son estudiantes de otros entrenadores exitosos y de la ciencia actual en el campo. En este respecto, la magia sucede a menudo cuando el arte dirige a la ciencia, tanto en la forma como un jinete dirige a su caballo.

heartandmind1

La razón es simple; investigar lo que funciona es lo que hace que funcionen mejor, no al revés. Ejemplo puntual: la técnica clásica de agrupamiento (“cluster” en inglés) ha estado en uso en América del Norte desde al menos 1968, y durante al menos otros veinte años antes en el Bloque del Este, donde se originó. Sin embargo, se investigó y se mostró eficaz en estudios publicados solamente en el 2008. Si hubiéramos esperado a que la investigación  validara este método, hubieran pasado quince ciclos olímpicos sin usar esta eficaz técnica para el aumento de fuerza.

Este es el obsequio que la experiencia le puede dar a la ciencia. Pero la ciencia es la antorcha que ilumina el fenómeno que la explica, o al menos disipa cualquier concepto erróneo que pudiera existir.

Algo que hizo una diferencia tempranamente en mi carrera fue estudiar los ensayos de diferentes científicos de fuerza de Estados Unidos, Finlandia, Alemania y Rusia. Pero el aprendizaje de los hechos es sólo una parte de lo que se puede adquirir mediante el estudio de la ciencia del entrenamiento de fuerza. El recopilar información de una manera sistemática hizo una gran diferencia en la forma en que entrené a mis atletas y ayudó a dar forma a mis puntos de vista en diferentes metodologías de fuerza, así como la forma de individualizar los programas y entrenamiento para cada persona. Este es el obsequio que la ciencia puede aportar al arte del entrenamiento (“coaching”).

Al poner los dos juntos para entrenar a los atletas es lo que llamo el estado iluminado. Se requiere una mente abierta, la voluntad de siempre empujar los límites de su conocimiento y experiencia, y la humildad de admitir cuando se comete un error. Esto todavía me pasa, con casi 4 décadas en mi carrera como entrenador; leo todos los días, hablo de negocios con los colegas y entreno regularmente a los mejores atletas. También he cometido un montón de errores, pero he aprendido que cada error es una fuente de conocimiento y progreso. Progreso, no perfección. Buscar la perfección es la mejor manera de no progresar, ya sea con la ciencia o la experiencia.

Entonces ahí lo tienen. Deben recolectar información de ambos mundos para obtener la excelencia, combinada con pasión y dedicación.

Estudie la ciencia y experimente con el arte

Coach Charles R. Poliquin